Pisando el área, por MAP

Yolanda Ramos

“Hola Miguel Ángel, soy Yolanda Ramos. ¿Puedes llamarme cuando tengas un momento?”. Llevaba tiempo sin saber de ella, mucho, ni siquiera tenía su número de móvil grabado, así que cuando vi el wasap pensé que quizá era porque ya no estaba en Hella…

Redacción Autopos

No era la primera vez que me pasaba algo similar, y no dudé en llamarla en cuanto tuve ocasión. Y efectivamente me contó que en julio había salido de la empresa después de 18 años ocupando distintas responsabilidades. Y que al principio fue un shock, que pasaron cosas que no le gustaron, pero que decidió ponerse positiva y aprovechar que tenía todo el verano por delante para disfrutarlo.

Explicaba su salida (que no había sido la única) por el giro que está dando Hella, concentrando su negocio y aligerando filiales. Pero ya la había asumido y había que empezar a buscarse la vida. Por eso había contactado conmigo.

Y yo me alegré de que lo hiciera. Con Hella nunca hemos tenido en Autopos unas relaciones fluidas. A veces, sí, a veces, no. Quizá por ello, y aunque la conocía desde que prácticamente entró en la compañía, no habíamos tenido apenas la oportunidad de colaborar. Y si en los primeros once años que estuvo en Márketing hubo más relación, no existió desde que en 2011 se le diera la responsabilidad de la parte de carrocería, fundamentalmente iluminación y termocontrol (esa parte del negocio que ahora se ha vendido a Mahle). Y aun así pensó que yo le podía ayudar…

Pues qué quieren que les diga, es una de las cosas más gratificantes de mi trabajo, y cuando se me presenta la oportunidad no dudo en echar esa mano, sobre todo si es gente que creo puede seguir aportando al mercado.

Y es que es experta del aftermarket del automóvil, sobre todo especialista en Márketing Estratégico. Y ha cursado estudios en Madrid, Londres y Berlín, dominando los tres idiomas, el suyo nativo, el inglés y el alemán, resultándole este último muy útil teniendo en cuenta que la mayor parte de su trayectoria profesional ha trabajado en empresas alemanas (también lo hizo en Continental y anteriormente en otras de fuera del sector). Además, con 53 años se considera tan activa como conocedora del mercado para poder seguir dando lo mejor de sí misma. Pues ya lo saben.      

 

Introduce tu comentario: