Especiales

Los responsables de las redes de talleres hablan del rénting

Rescatamos un reportaje publicado en el número 46 de ‘La Comunidad del Taller’ en el que preguntamos a los responsables de algunas de las principales redes de talleres en España: ¿es el rénting un negocio interesante? Estas son sus respuestas.

Redacción Autopos

Durante la crisis el rénting fue uno de los conceptos más escuchados. Con el volumen de reparaciones cayendo, los colectivos (especialmente este) parecían ser una perfecta solución para compensar por un lado lo que por el otro se escapaba.

Hoy sin embargo el panorama es otro. Antes resultaba raro encontrar redes de talleres que manifestaran su ‘no’ rotundo a trabajar con estas compañías. Ahora no lo es tanto. Un reportaje que apareció en el número 46 de ‘La Comunidad del Taller’ y que merece la pena ser rescatado para analizar los mensajes con detenimiento…

 

Miguel Ángel Gavilanes –Conceptos de taller Bosch

“Sí, contamos con acuerdos con compañías de renting. La red que tenemos orientada en este sentido es Bosch Car Service. Nuestra oferta de red pasa por la diversificación de nuestros clientes, cada uno de ellos con un peso dentro de la estructura de los talleres. Partiendo de esa estrategia, hablamos de flotas en el sentido más amplio: desde la de una gran empresa de renting hasta la de un pequeño negocio con un carácter muy local.

Nosotros decimos sí a trabajar con este tipo de colectivos porque entra dentro de nuestra estrategia y porque tenemos una red formada para poder hacerlo. Y no sólo a nivel técnico, también empresarial. Todos los talleres de la red saben cuál es el margen de cada operación, el retorno de las inversiones que realizan, lo que pesa cada cliente en la facturación global de la empresa, dónde ganan más y dónde menos, cómo pueden compensar…

Lo negativo de trabajar con una empresa de renting puede llegar en el momento en que no hagas las cuentas necesarias para saber que puedes hacerlo. Y es que cada taller debe analizar el margen que le deja cada operación y cada cliente (el renting en este caso) y comprobar si tiene la estructura necesaria para trabajar con rentabilidad.

Un renting te da volumen, pero también es cierto que lo hace a unas condiciones muy ajustadas. Por eso es tan importante tener un control global del taller para saber si ese volumen puede ser beneficioso o no para el negocio. Si trabajas con una de estas compañías y lo haces sin tener claros todos estos parámetros puede ser peligroso.

Nosotros por eso somos muy transparentes con los miembros de la red: negociamos condiciones globales con colectivos, pero al final los talleres son los que deben tomar la decisión, hacer números y ver si les interesa o no”.

 

Joan Rubí – Checkstar (Magneti Marelli)

“Hemos tenido reuniones con compañías de renting, nosotros como red somos atractivos para algunas de ellas y hablamos en alguna que otra ocasión.

A día de hoy no tenemos acuerdo con ninguna de estas compañías, aunque sí que se están produciendo diferentes conversaciones.

Por capacidad podríamos hacerlo perfectamente, además hay miembros de la red que tienen acuerdos con flotas concretas, negocios locales… veremos cómo evoluciona el negocio en este sentido en el futuro”.

 

Antonio Mendo – Talleres Cecauto

“Nosotros sí contamos con acuerdos. Es el taller el que demanda que la red tenga acuerdos con este tipo de compañías; aunque también es cierto que solo negociamos con aquellos renting que encajen en nuestra manera de trabajar y en nuestra filosofía de red.

Lo positivo de trabajar con rentings es que te aportan un volumen de reparaciones considerable y te dan fondo de comercio de futuro: la oportunidad de llegar a nuevos clientes que poder fidelizar. Los talleres, gracias a los acuerdos a los que la red llega con compañías de renting, se aseguran un número de reparaciones al mes. Lo negativo es que quieren un servicio muy rápido, corriendo el riesgo de dejar algo apartado al que es tu cliente habitual…

Hay talleres que o no pueden o no están preparados para atender el servicio que demandan estas compañías. Yo soy partidario de que el taller atienda fundamentalmente a su fondo habitual de comercio y luego, si puede, también al renting. Este tipo de cliente, en mi opinión, no debe pesar más del 20% o 25% en el negocio total de un taller.

Los renting valoran de las redes fundamentalmente el servicio, la rapidez, la seriedad, la cobertura nacional y la satisfacción del cliente”.

 

José Luis Bravo – Talleres STAR y Tecnotaller (ASER)

“Tenemos un acuerdo con una compañía de renting que se llama Parcours. Con ellos colaboramos de manera asidua; hay otros con los que lo hacemos de manera puntual.

Las compañías de renting aportan trabajo a los talleres pero a base de cortar mucha rentabilidad. Negocian un precio para la mano de obra, emisiones de pago sobre los recambios… El renting no es un servicio prioritario de los que nuestras redes ofrecen a los talleres, si bien, es interesante porque podemos ayudarles a tener más trabajo.

Lo positivo es que te aportan volumen y te permiten soportar mejor tus costes de estructura; lo negativo es que pueden mermar la rentabilidad. Y eso es peligroso, hay que controlarlo. Como mucho debe pesar un 20% sobre el negocio total del taller.

Para trabajar con compañías de renting, los talleres deben tener su negocio muy controlado, saber hacer un correcto mix de ventas, conocer qué capacidad tienen, qué margen les deja cada cliente… Es un negocio que quizá suele ser más atractivo para talleres grandes, a los que trabajar con compañías de renting les sirve para asegurar un volumen de negocio que les permita cubrir su coste de estructura”.

 

José Miguel Ibáñez- CGA Car Service, Multitaller y Sacorauto Service)

“En la actualidad no contamos con ningún acuerdo con compañías de renting, aunque estamos en negociaciones desde hace casi dos años con una de ellas. Aún no hemos firmado porque ya tienen cerrados otros acuerdos. Por el momento estamos a la espera.

Como red global, que te seleccione una compañía de renting supone prestigio. Dentro de nuestras redes hay talleres que lo consideran una oportunidad, otros sin embargo no están dispuestos a aceptar unas condiciones generales de negociación que serían iguales para todos.

Si algo veo negativo es sin duda las condiciones que a veces los rentings imponen a determinados talleres.Algunos, sobre todo aquellos que no cuentan con una estructura demasiado grande, no las pueden soportar.

Para un taller de cuatro o cinco empleados, con unas instalaciones grandes, el renting es un área más dentro de su empresa y lo considera como un negocio añadido más con un ajuste en sus márgenes. Es con este tipo de talleres con los que encaja mejor el renting.

Lo que buscan estas compañías de las redes fundamentalmente es imagen, abanderamiento, uniformidad, limpieza, profesionalidad, que los talleres miembros sean competitivos en sus precios de mano de obra…

El peso que creo que debe tener el renting en el negocio global del taller debe ser el justo para que no afecte a su actividad principal. El menor posible. Un 5%… Si trabajas con muchas de estas compañías tienes unos costes muy altos y unos beneficios muy bajos…

Lo que considero una oportunidad para el taller respecto al renting es que estas compañías te ofrecen la posibilidad de acceder a clientes que conocen tu taller únicamente porque acuden recomendados por la compañía. A partir de ahí el reparador tiene la posibilidad de fidelizarles”.

 

Carlos Miranda – Talleres DP (Dipart)

“En este momento no tenemos ningún acuerdo con rentings. Sí con otros colectivos como el Cuerno Nacional de Policía, Inditex… Aunque con ellos no llegamos a unas condiciones concretas, lo que hacemos es lanzar promociones dirigidas a ellos y si hay acuerdo trabajamos.

No tenemos contratos cerrados con rentings porque creo que durante este tiempo a los talleres tampoco les interesaba demasiado trabajar con esas condiciones, esas formas de pago… Sí hubo un tiempo que los tuvimos, pero los dejamos por las condiciones. Los talleres tenían volumen de trabajo y no nos interesaba demasiado.

Ahora es un tema que está bastante cerrado, aun así, quizá más adelante sí tratemos de llegar a algún acuerdo porque es cierto que sería interesante para cubrir una parte del trabajo en aquellos talleres que han visto reducirse las entradas de vehículos a sus negocios de manera considerable. Así podrían tener una alternativa.

Lo positivo de trabajar con rentings es que gracias al volumen que te aportan puedes cubrir ciertos momentos que tengas más bajos de trabajo. Lo negativo sin duda son las condiciones.

Los talleres que trabajen con compañías de renting deben ver en ellas un complemento a su negocio. Si pesan más de un 5% sobre su negocio total pueden tener un problema”.

 

Marc Blanco – SPG Talleres y Profesional Plus (Grupo Serca)

“Las compañías de renting son una posibilidad que está ahí, no es despreciable, pero nuestro enfoque hoy es otro. Los renting aportan volumen, pero es difícil trabajar con este tipo de clientes manejando una rentabilidad adecuada. A día de hoy no me resulta especialmente interesante. Hay quien lo trabaja y le funciona. Perfecto. Nosotros no nos desgastaremos ahí cuando existen multitud de colectivos que a día de hoy creo que se ajustan más a lo que estamos buscando.

Ya nos ha llamado alguna que otra plataforma, pero no aceptaremos según qué… Nuestro objetivo por encima de todo es cuidar al taller y a su cliente.

Nuestros esfuerzos se dirigen hacia otro lado. En España existen tres millones de autónomos que representan un tipo de cliente muy interesante que valora fundamentalmente el servicio que recibe.

Ahora nuestro foco es el cliente particular, fidelizarle y captar colectivos. Trabajar con compañías de renting hoy por hoy no se encuentra entre nuestros objetivos principalmente por rentabilidades y cargas de trabajo. Y es que es cierto los integrantes de nuestra red tienen actualmente una muy buena carga de trabajo.

Si en un futuro llegáramos a un acuerdo con una compañía de renting sería para rellenar horas vacías. Lo interesante básicamente está ligado al posible volumen de trabajo que te aportan; lo negativo es la escasa rentabilidad y el servicio que suelen exigir.

El peso que como mucho creo que debe tener el negocio de renting en un taller que trabaje con estas compañías no debe superar el 10%”.

Introduce tu comentario: