Lo mejor del papel

Los grupos de concesionarios, todo pulmón

La oferta a los talleres multimarca procedente del canal marquista no solo proviene de la acción de las propias marcas, también de grupos de concesionarios como Quadis o Vallèscar, que cuentan con unidades de negocio dedicadas a la distribución de recambios (tanto para su propia red como para el canal independiente, incluidos los distribuidores). Es el caso de CRO (Central del Recambio Original), en Quadis, y de DRO (Distribuidor de Recambios Originales), en Vallèscar.

Redacción Autopos

concesionarios croY como ocurre con las marcas, su modelo de negocio, partiendo de conceptos muy similares, presenta una diferencia sustancial: mientras la oferta de CRO se centra en ser multimarca, sí, pero a través de las muchas marcas de los constructores de automóviles que representan,  DRO espera ampliar su oferta también con recambios con la marca de los fabricantes de componentes, entre otras cosas porque es una de las organizaciones elegidas como ‘Placa’ por el Grupo PSA

Y aquí también hay un pionero, y ese fue CRO, Central del Recambio Original, que de la mano de alguien tan del sector como Max Margalef (que ficharon de Cecauto, hoy presidente de ASER), mostraba en esta misma revista en 2003 su satisfacción por haber colaborado “en crear el primer mayorista de recambio original”, que era una realidad desde 2001. Hoy, con Ramón Requena al frente de la dirección general, CRO ha seguido evolucionando, pero sigue apostando solo por el “recambio original en caja original”: “A diferencia de otros competidores, nuestra apuesta sigue siendo este tipo de pieza, y de momento no nos hemos planteado distribuir recambio que no provenga de nuestras  treinta representadas, además de las marcas que por nuestra capacidad de disponibilidad y servicio, existen en el parque automovilístico español”. Porque ese es, en todo caso, su objetivo: llegar a contar con una oferta lo más completa posible de recambio oficial.

Un almacén en Barcelona de 10.000 metros cuadrados, más de cien personas en plantilla, dos mil llamadas atendidas al día (más internet y whattsApp), medio millón de pedidos al año y más de cien mil referencias en stock, además de un reciente desarrollo logístico (2013), con el que han mejorado sus procesos y eficiencia, son sus credenciales. Y no solo están para dar servicio a sus concesionarios y a los talleres, sino que desde siempre ha sido también un aliado para los distribuidores tradicionales, una relación que puede estar en peligro…

 DRO, con ADN multimarca

DRO se creó (en 2006), como antes CRO y como su propio nombre indica, como distribuidor de recambios oficiales, tanto a su propia red como a talleres independientes. De hecho se refieren a ellos mismos como “una unidad de negocio independiente del Grupo Vallèscar que ofrece un servicio logístico, comercial y una atención personalizada de venta y distribución de recambios y accesorios originales de las marcas que representan” (trece), añadiendo que esas sus marcas “apuestan claramente por delegar en DRO, la distribución y venta de recambios originales a las redes de talleres y otros recambistas. Nuestra experiencia, conocimiento de mercado y estructura comercial y logística son ideales para afrontar este cometido con total garantía de éxito”.

Sin embargo, su nombramiento como distribuidor oficial (‘Placa’) de la oferta del Grupo PSA, les abre la posibilidad de ampliar su oferta multimarca, y no solo con la marca Eurorepar. Y lo van a hacer. Y es que DRO “tiene un marcado ADN multimarca”, pues tanto Domingo Alejandro, su director, como David Carreras, adjunto a Dirección, han desarrollado buena parte de su trayectoria profesional en Dayco, dentro de la división Aftermarket: “La visión comercial de DRO”, cuenta el propio Carreras, “está claramente orientada hacia el canal multimarca, con venta directa a talleres independientes, tiendas y recambistas. Y la previsión es incrementar la presencia en el canal multimarca, tanto con referencias originales como con referencias de otras marcas de calidad equivalente”. Y es que ya le venden al canal independiente el 50% de los 24 millones de euros que facturan. “Entendemos que tanto el canal marquista como el multimarca son perfectamente compatibles y necesarios dentro de nuestra organización y actividad”, concluye David Carreras.

concesionarios orioEl caso Orio, ‘todo el recambio en una sola llamada’

Procedente también del entorno marquista, los orígenes de este “distribuidor integral” son por lo menos peculiares…Propiedad del gobierno sueco, es la antigua SAAB Automobile Parts, que tras ser liquidada por GM se ha organizado, curiosamente a propuesta de los ‘caídos’ españoles, como proveedor de recambios no solo de los servicios SAAB (para los coches que siguen circulando con su marca) sino de recambistas y talleres, con una oferta que dicen comprende recambios de todas las marcas de coches presentes en el mercado, además de los de una selección de marcas de fabricantes de componentes, entre las que están prácticamente todos los principales proveedores del canal multimarca.

Una oferta que proviene del mercado nacional, europeo e internacional, negociando la compra a esos tres niveles. Y es que tienen presencia directa en diez países, desde Suecia a Estados Unidos pasando por Gran Bretaña, Alemania o Italia.

Su propuesta es tan audaz y moderna, que en un mercado tan tradicional como el multimarca les costará hacerse entender. Porque sus planteamientos son más propios de sectores creativos o tecnológicos, muy de márketing, de los que precisamente este sector no anda muy sobrado. Frases como “nuestro cliente nunca tendrá la sensación de ser uno más” o “siempre personalizamos nuestros productos y servicios específicamente para usted”, que salpican su web, definen una manera de entender el negocio. Y no parecen frases hechas, sino que todo el concepto se construye sobre esos principios.

Con un almacén de 40.000 metros en la provincia de Guadalajara y otro de 10.000 en Barcelona, “el objetivo de Orio es hacer el día a día de nuestros clientes más fácil y que sólo tengan que preocuparse de las cosas importantes de su negocio. Queremos ser el compañero de viaje que ayude al taller y al recambista a crecer, poniendo todo de nuestra parte para solucionar cualquier problema en una sola llamada”, declaraba el director general de Orio en España, Manuel Alcázar.

Sus puntos fuertes, según el propio Alcázar, se centran “en el reparto en 24 horas en cualquier punto de la geografía española; un sistema online de pedidos sencillo e intuitivo; teléfono de atención personalizada al cliente; amplia y generosa política de devolución; tres años de garantía y condiciones de pago flexibles, siempre a la medida del cliente”.

Además, “en función de las necesidades del cliente, los servicios de Orio comprenden desde el simple suministro de recambios hasta la consultoría integral del negocio, incluyendo el equipamiento de toda la maquinaria necesaria, herramientas e imagen corporativa del local”, terminaba explicando a varios medios de comunicación el director general del distribuidor.

También es importante conocer que en la construcción de su proyecto contemplan el desarrollo de puntos de distribución a través de clientes con los que alcancen un mayor nivel de compromiso.

Sin duda un concepto muy bien planteado, al menos en apariencia.

Introduce tu comentario: