Noticias

“El sector no soportaría la subida fiscal del diésel”

Anfac, contra una posible presión fiscal sobre el diésel por cuestiones medioambientales, pide al Gobierno que se abra una vía de diálogo con los diferentes sectores implicados para valorar alternativas.

Redacción Autopos
diesel-impuestosSegún Anfac, la asociación española de marcas de automóviles, el sector no podría soportar un aumento adicional de 2.100 millones de euros de carga fiscal que conllevaría la subida de impuestos al diésel. Lo que además podría suponer un freno a la renovación del parque, con el consiguiente efecto negativo sobre el medio ambiente y la seguridad vial. Anfac aboga por abordar los problemas del parque automovilístico en su conjunto solicitando al Gobierno un espacio de diálogo, con los diferentes sectores implicados, en el que se valoren medidas alternativas. Y es que Anfac rechaza que se justifique una mayor presión fiscal sobre el diésel por cuestiones medioambientales, motivo por el cual el Gobierno de Pedro Sánchez se plantea una posible subida del precio del diésel equiparándolo al de la gasolina, como parte de su plan en materia de fiscalidad medioambiental. La patronal recuerda que los diésel nuevos, que cumplen con la normativa Euro 6, tienen muy poca diferencia en emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas respecto a un vehículo de gasolina, así como muy bajas emisiones de dióxido de carbono (CO2). Anfac también ha querido advertir sobre la "drástica" reducción de la cuota de mercado de este tipo de vehículos en España repercutiendo directamente en las previsiones de producción de las fábricas nacionales. "La previsible y radical reducción de cuota no va a suponer una mejora de la cuota de mercado de vehículo alternativo. Estos necesitan políticas específicas para incrementar su demanda que no tiene nada que ver con un aumento de la fiscalidad de los combustibles", destacan desde la patronal. ¿La solución? Para poder completar una correcta transición Anfac considera que se debe apostar por  una nueva fiscalidad orientada al uso que contemple la unificación del impuesto de matriculación y circulación con un enfoque medioambiental integral y medidas que impulsen el achatarramiento.

Introduce tu comentario: