Noticias

“El coche eléctrico hoy no debe preocupar a la posventa”

La falta de infraestructura, de ayudas desde la Administración para la renovación de un parque preocupantemente envejecido, entre otros factores, son barreras innegables a la llegada a corto-medio plazo de los vehículos eléctricos que, a juicio de José Luis Gata responsable de Mercado de Posventa de Solera España, “de momento, no debe preocupar al sector”.

Redacción Autopos
faconauto-coche-electricoNo son pocas las voces alarmistas con un discurso disruptivo sobre el impacto de la llegada de las nuevas tecnologías a la movilidad. “El diésel tiene los días contados”, declaraba recientemente la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, sin ir más lejos. Declaraciones que estuvieron muy presentes, y que fueron duramente criticadas, durante la VII Jornada de Automoción de Andalucía, organizada por Faconauto, patronal de concesionarios, y Fedeme, patronal de empresarios de metal de Andalucía, en la que se analizó el actual debate sobre el futuro de la movilidad. “La llegada de los vehículos eléctricos, dadas las barreras actuales para su implantación, tanto legales, como sociales, a lo que sumar la falta de infraestructura y de un plan de renovación de un parque con una edad media de 14 años (en 2017), no se va a producir ni a corto ni medio plazo. A la posventa hoy no debe preocuparle”, expresaba José Luis Gata, responsable de Mercado de Posventa de Solera España. De hecho, y según el estudio ‘Intención de compra 2018’, presentado por Marcel Blanes, responsable de Relaciones Institucionales en Schibsted Media Group, entre los españoles que se plantean adquirir un nuevo vehículo, el 53% adquiriría uno de combustión interna, el 37% híbrido, el 10% eléctrico y el 9% de Gas. De ese 53% que no se plantea comprar un VEA (Vehículos alternativos) el 23% no lo hace por precio, el 18% porque ven factores a mejorar, el 15% porque hay poca variedad, el 12% por la falta de infraestructura, el 10% por falta de autonomía, al 5%  no le parecen fiables y el 4% no consideran que ofrezcan la potencia suficiente. El 12% restante alega ‘otro’ motivo. “Pero hay que estar preparado para el cambio, lógicamente, el taller, y el sector de actores, tienen que estar conectados para un coche conectado y un cliente conectado, habrá mayor concentración tanto en los concesionarios como en los talleres, pero el impacto en la posventa no será ni tan pronto ni tan disruptivo", continuó José Luis Gata. “El envejecimiento del parque es lo que debe preocupar al gobierno” El responsable de posventa de Solera España, quiso centrar el debate en lo que “hoy por hoy debe inquietar al sector, pero sobre todo, a la Administración: el envejecimiento del parque y la falta de planes para su renovación”. Y es que, según los datos aportados por José Luis Gata, en 2022 más de un 40% de los vehículos en España tendrán más de 15 años, frente al 30% actual, y caerán las reparaciones en cinco puntos, “coches que causan mayor impacto causan en el medioambiente y que suponen un importante riesgo para seguridad vial”. ¿Y si se retiran los más antiguos? Por ello, y a partir de la proyección del parque en 2022, desde Solera también aseguran que si se eliminara el 100% de los vehículos de más de 15 años en España, 11.6 millones de coches, habría un incremento de la facturación de la posventa de un 12%, con un porcentaje de achatarramiento del 73%.  

Introduce tu comentario: