Noticias

“Es el momento de actuar”

Distintos expertos debaten sobre el futuro de la movilidad y el cambio de paradigma que está viviendo el sector, llamando la atención a los diferentes actores sobre la necesidad de actuar ante los cuatro factores de cambio: conectividad, automatización, movilidad compartida y electrificación del vehículo. La necesidad tecnológica llama al cambio, pero no tan rápido…

Redacción Autopos

movilidad-el-espñaol“Todos los actores del mercado se encuentran ante una importantísima oportunidad, el tiempo es un factor clave para afrontar el cambio con éxito, es el momento de actuar”. ”Se está produciendo una transformación del sector a gran velocidad, es global, hemos pasado de la evolución a la revolución”, expresó Myke Rayne, director general de FTI Consulting, el II Foro Futuro del Sector Automoción organizado por El Español, Bosch, FTI Consulting, Porsche, SEAT y Wible para analizar el cambiante escenario en el que nos hallamos y sobre el que “hay que actuar ya”.

El cambio llega demandando por la necesidad. La tecnología para electrificación de los vehículos, por ejemplo, se conoce desde hace décadas, pero hoy el paradigma es diferente. “Nos enfrentamos al grave problema de la contaminación, la seguridad vial y la congestión de tráfico de las mega ciudades en las que tendemos a vivir como sociedad, factores que hacen que la trasformación tecnológica sea mucho más veloz e intensa, y en la que ahora también participan nuevos actores, como el  gigante tecnológico Apple, con los que poder crear importantes alianzas. El futuro está llegando muy rápido, el tiempo es clave y la capacidad de reacción de los actores decidirá su destino”, destacaba Rayne.

La necesidad llama al cambio

En la actualidad existen nuevas necesidades de movilidad al haberse producido un cambio demográfico y social del que ha surgido un nuevo usuario, digital, más formado e informado, con necesidades distintas: que quiere inmediatez y facilidad en sus traslados pero no tener un coche en propiedad, que vive en una mega ciudad con problemas de tráfico, medioambientales y de seguridad. “Hay que actuar ahora, no es posible hablar de transición ecológica sin una movilidad eléctrica, es el mejor vector para combatir los gases de efecto invernadero y cambio climático”, apuntaba Paloma Sevilla, directora general de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA) que integra a Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo.

Pero no es tan sencillo…

Hoy las ciudades carecen de la infraestructura suficiente para asumir la llegada de los coches eléctricos, conectados y no digamos autónomos, “se debería crear una red de estaciones de recarga al igual que en su día se desarrolló la de gasolineras”, señala la representante de Unesa, pero los coches eléctricos no ofrecen la autonomía que uno de combustión interna no pudiendo satisfacer las necesidades de los usuarios aun reticentes al cambio, y a la conducción de según qué coche de nivel autónomo, como también se preocupan por la gestión de los datos que generen con su vehículo conectado no sólo con su Smartphone, también su marca, distribuidor, taller o concesionario.

Pero sobre todo, falta reglamentación adaptada a los cambios que están aconteciendo en el mercado. “En otros países hay un plan estratégico, un libro blanco, pero en España no. Debería existir una política económica de la movilidad que permita que el sector se desarrolle conociendo hacia dónde va a evolucionar la reglamentación, la tributación y las subvenciones”, aseveraba Ramón Ledesma, asesor de la Fundación PONS: “Es una pescadilla que se muerde la cola: sin estructura legal no hay avances, y si no se introducen avances no se crea el marco legal”.

Así que, no tan rápido…

“Hay vida para los motores de combustión interna, seguirán siendo imprescindibles. El cambio llegará pero no a corto plazo”, el manager de Movilidad Sostenible de SEAT España, Antonio Calvo, hacía alusión al informe elaborado por ASEPA sobre el impacto medioambiental de los automóviles, publicado hace una semana, para ‘echar el freno’. “Los vehículos eléctricos vienen imparables, pero no son una solución milagrosa a corto plazo dadas las barreras que se encuentran”, era otra de las principales conclusiones del estudio que resaltó Calvo destacando que los motores de térmicos con combustibles más sostenibles pueden ser la solución a corto plazo para el problema de la contaminación. Y recordó el papel del usuario con el uso energéticamente eficiente de los vehículos.

Sin duda evidenciando el debate que genera la incertidumbre actual del mercado de automoción sobre el cuándo y el cómo se asentarán las nuevas tecnologías que cambiarán el sector y si será tan disruptivo como algunos vaticinan.

Introduce tu comentario: