Noticias

Fabricantes y constructores, por el futuro de la automoción

Veinte medidas para alcanzar en 2020 forman la ‘Agenda Sectorial de la Industria de Automoción’ que ha sido elaborada como hoja de ruta para aumentar la competitividad del sector y reforzar su internacionalización, y cuyos artífices: Sernauto, Anfac, KPMG, en colaboración con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, han presentado la mañana del 21 de julio.

Redacción Autopos

Presentacion_Agenda_Industria_Automocion5Importantes representantes de los distintos operadores del sector de la automoción y de la administración abarrotaban la sala del Auditorio Rafael del Pino, Madrid, la mañana del viernes 21 de julio. Había una gran expectación: “Es un paso muy importante, de mucho calado para todo el sector, por la unión de fabricantes y constructores, y dado el compromiso por parte del gobierno”, comentaba José Portilla, director general de Sernauto a autopos.es. La sola presencia de Luis de Guindos, ministro de Economía, Industria y Competitividad, sumado al nivel de los invitados hacía presagiar a la periodista que Portilla estaría en lo cierto.

Una significativa representación del sector se había dado cita para acudir a la presentación de la denominada ‘Agenda Sectorial de la Industria de Automoción’. Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, María Helena Antonlin, presidenta de Sernauto, Antonio Cobo, presidente de Anfac, e Hilario Albarracín, presidente de KPMG, presidían la mesa junto al ministro de Guindos, que por motivos de agenda llegó tarde y tuvo que irse el primero.

Se trata de veinte medidas, para llevar a cabo antes de 2020, dirigidas a encauzar la industria del futuro a través del incremento de la competitividad, propuestas específicas para potenciar la industria de la automoción que girarán en torno a siete líneas de actuación prioritarias para este sector: productividad, flexibilidad, logística, fiscalidad y financiación, I + D + i, capital humano, internacionalización y regulación, tal y como señaló De Guindos durante su intervención, destacando el compromiso del gobierno “ total y absoluto” con el peso de la industria de la automoción en la economía española.

En esta línea, la ‘Agenda Sectorial de la Industria de la Automoción’ recoge la solicitud de deducciones fiscales en producto y proceso para fomentar la inversión en i+D+ i, mejoras en la adaptación de la formación universitaria y de FP de los futuros profesionales del sector, así como un presupuesto sectorial cerrado para la internacionalización de las empresas, tal y como profundizó la presidenta de Sernauto.

“Es una hoja de ruta válida para el presente inmediato pero con vocación de futuro: de saber a dónde queremos llegar y cómo vamos a afrontar los retos que supone la llamada industria 4.0 como la movilidad sostenible, la digitalización y la conectividad de manera conjunta”, desatacó Begoña Cristeto.

“La industria de la automoción española goza de muy buena salud actualmente, pero no debemos conformarnos, es el mejor momento para reforzar nuestra posición y prepararnos para los retos que nos trae el futuro más inmediato, haciendo de España un lugar atractivo a la inversión y producción de vehículos”, añadía el presidente de Anfac.

!Para el sector es sin duda una medida de peso, que conjuga los intereses de fabricantes y constructores frente a los retos de la evolución tecnológica en la que nos hallamos inmersos”, comentó Benito Tesier, presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto a autopos.es:” Una manera de afrontar los retos apostando por la competitividad de un sector que actúa unido”, concluye.

Ha sido la primera presentación de las dieciocho agendas sectoriales específicas que articularán el Marco Estratégico para el Pacto de Estado de la Industria manufacturera española. “Y el hecho de que la ‘Agenda Sectorial de la Industria de Automoción’ haya sido la primera en presentarse públicamente da buena muestra del peso que el sector tiene en la economía española: no por casualidad, sino por ser un sector estratégico”, apuntó de Guindos. Y es que España es el segundo productor europeo de vehículos y octavo en todo el mundo, habiendo fabricado en 2016 más de 2,8 millones de vehículos con un crecimiento del 5,6%, prácticamente el doble que la media europea (del 3%). Y con una facturación de 80.000 millones de euros en el mismo año, fue el primer sector exportador de mercancías.

Introduce tu comentario: