Noticias

Grovisa toma las riendas de Bosal

Grovisa se hace cargo del negocio de Bosal (catalizadores, filtros de partículas y escapes) en Iberia, deshaciendo de este modo el fabricante su estructura propia en nuestro país. Javier Villamón, el hasta ahora director comercial, se encuentra desde hace dos meses fuera de la empresa, aunque apoya ahora al distribuidor durante la transición.

Redacción Autopos

Bosal Grovisa

Después de varios años complicados a nivel financiero, a comienzos de 2018 Bosal Group es escindida en dos empresas: por un lado ECS (Emission Control Systems), dedicada a la comercialización de sus sistemas de control de emisiones para el aftermarket; y por otro ACPS, orientada a la venta de enganches, barras de remolque y accesorios relacionados, que es vendida al fondo TowerBrook Capital Partners el pasado mes de enero.

Antes de eso, en 2017, para paliar esos problemas que iban arrastrando en diferentes mercados, Bosal recibió por parte de OZ (otro fondo de capital) una financiación de 110 millones de euros. Tras la venta de ACPS y después del préstamo recibido por parte de OZ, Bosal emprendía un ‘nuevo’ camino, tratando de impulsar su división (ahora única) ECS.

¿Y cómo queda España?

En ese nuevo camino España (y Portugal) jugaría un papel especial, ya que es en nuestro mercado donde la reestructuración se ha producido más a fondo, decidiendo desde la central europea del fabricante prescindir de organización propia en Iberia.

Así, Javier Villamón, hasta ahora director comercial de Bosal, es desde hace dos meses responsable del desarrollo de ACPS (la división de enganches vendida) en Iberia. Tareas que por ahora compagina con las propias de transición junto a Grovisa.

El distribuidor será ahora quien gestione las ventas y la distribución de los productos Bosal (no actuará por tanto solo como plataforma logística), canalizando así todo el negocio, y lo que ello conlleva, tanto en España como en Portugal.

Fue Villamón quien eligió a Grovisa: “Por ser una empresa independiente, por su experiencia en el producto (son desde hace diez años distribuidores de Eberspächer, por ejemplo)… En mi opinión son la mejor opción”, le decía a autopos.es el hasta ahora director comercial de Bosal.

Lo que queda por ver ahora es el modo en que los distribuidores con los que trabaja Bosal (homologada dicho sea de paso en prácticamente todos los grupos de distribución) reciben la noticia al poder ser percibido Grovisa como un competidor por algunos de ellos...

Desde Grovisa no ven problema alguno. Se muestran convencidos de que será un éxito: “El elevado número de referencias, el espacio necesario para su almacenamiento y su compleja distribución, requieren de una empresa con experiencia en la comercialización de este tipo de productos”, dicen en un comunicado: “Unas excelentes condiciones de venta (no variarán de hecho para la distribución que ya trabaje con la marca), uno de los catálogos más completos de Europa y una disponibilidad todavía más rápida, son los tres pilares básicos de esta nueva estructura”.

Introduce tu comentario: