Noticias

“Al coche autónomo todavía le queda camino por hacer”

Es tanto lo que se habla del coche completamente autónomo que por momentos pudiera parecer que su llegada está a la vuelta de la esquina. Existen numerosos desarrollos encaminados a hacer posible esta nueva forma de movilidad, si bien, son tantos aún los retos por resolver que lo más lógico es pensar que queda aún mucho tiempo para su llegada.

Redacción Autopos

Felipe JiménezAsí lo piensa Felipe Jiménez, director de la Unidad de Sistemas Inteligentes en Vehículos del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA): “El coche autónomo está aún lejos de ser desarrollado. Hay retos muy claros que impiden su llegada a corto plazo”.

En este sentido cabe diferenciar entre los distintos niveles de automatización. Son seis: del cero al cinco. Son los dos últimos, en los que el vehículo ya toma el control de forma real (el resto como mucho lo hace en autopista), los que Jiménez ve aún inalcanzables.

Y explica por qué. Afirma que hay muchos problemas de diferente índole “que aún tenemos que resolver”. Tecnológicos: “Hay fallos en los sensores y radares que va a ser complicado solventar por ahora; además de que a día de hoy son tecnologías realmente caras”; éticos y de decisión por parte del vehículo, legales, de responsabilidad en caso de accidente y de ámbito social: “¿Hasta qué punto la gente acepta subir a un coche que conduce por sí mismo?”.

Hace también especial hincapié en la necesidad de combinar la tecnología del coche conectado (entre otros vehículos y con el propio entorno) y autónomo: “Sin conectividad no hay autonomía”, explica, afirmando que sin la información que un vehículo recibe de otros a su alrededor y de la propia infraestructura vial es imposible alcanzar un nivel completo de automatización. “Y eso aún tampoco está conseguido”, apostilla.

En parecidos términos se expresa Javier Romo, de Cidaut (Fundación para la Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía): “No vamos a acostarnos un día con coches nivel 2 y nos vamos a levantar con coches nivel 4. Va a haber muchos años de convivencia. Los sensores tienen muy alto coste y todavía importantes limitaciones. Y habrá que ver la capacidad de los usuarios para aceptar todos estos sistemas. De hecho, ahora desconocen los que incorporan sus vehículos, así que en ese sentido también queda mucho por hacer para que los asuman”.

Su conclusión es clara: “Para que existan vehículos de nivel 5, que son los capaces de transportarnos de un punto a otro en cualquier circunstancia, queda camino por recorrer y no va a hacerse tan rápido como algunos creen: ¿cómo de complejo tiene que ser un software para abarcar todos los imprevistos que surgen durante la conducción?”.

Felipe Jiménez y Javier Romo fueron miembros de una mesa redonda que tuvo lugar en el evento organizado por el diario online El Español, en colaboración con Bosch y Hyundai. ‘Futuro del sector de automoción’ era el título de una jornada que resultó de lo más interesante.

**En la foto, Jiménez es el primero por la izquierda, mientras que Romo es el segundo por la derecha. 

Introduce tu comentario: