Noticias

“La nueva movilidad no va a acabar con la posventa”

Es una de las principales conclusiones del Libro Blanco de la Posventa de Automoción cuyo fin es analizar la realidad del mercado y realizar una previsión de futuro, fue presentado lanzando un mensaje de tranquilidad al sector. “La nueva movilidad es algo que nos debe ocupar pero no preocupar”.

Redacción Autopos
sernauto-tallerAunque el número de vehículos en los hogares ha bajado de 1.47 a 1.38 el 75% de los hogares sigue teniendo coche. “El porcentaje de hogares que disponen de un vehículo no ha variado casi desde 2009. Quien no tiene coche es por un motivo económico, no por un cambio radical de mentalidad hacia la posesión de un vehículo: el coche sigue siendo un bien deseable”, arrancaba José Luis Gata,  acompañado de José Armenteros, presidente y vicepresidente de After Market Club, AMC, foro encargado de elaborar el Libro Blanco de la Posventa de Automoción presentado el pasado 19 de julio en Madrid 2017, en la jornada ‘Contribución presente de la posventa y su evolución futura’ organizada por Sernauto con la colaboración de Motortec, que reunió a mucha cara conocida del sector. Un mensaje que refleja, pese a las voces más disruptivas sobre el impacto que originará la nueva movilidad en la posventa y el debate de posiciones enfrentadas que se ha generado en los últimos tiempos, que el cambio  se llevará a cabo de una manera gradual en el medio-largo plazo. “La nueva movilidad es algo que nos debe ocupar pero no preocupar. No se va a cargar a la posventa”, aseguraba Gata. Y esto se refleja igualmente en las buenas previsiones de facturación en la posventa  en función de variables como las matriculaciones, el parque vehicular o el nº de reparaciones, la previsión es una recuperación de la facturación en la posventa para los próximos 7 años, hasta alcanzar los niveles previos a la crisis económica. ¿Cómo afectará la nueva movilidad a la posventa? Según el estudio, el problema con el modelo actual de coche es su utilización (1 hora al día), los niveles de contaminación,  y las 1,3 millones  de muertes anuales en todo el mundo que provocan. “O cambiamos esto o el sector se muere”, apuntaba José Luis Gata,  sin embargo, “la electrificación del parque no debe preocupar, de momento a la posventa”, continuaba. Y es que el informe señala que, en la actualidad, el 5% de los vehículos matriculados es eléctrico y para 2030, el escenario más optimista prevé que esta cifra suba hasta el 35%.  Por lo tanto, según Gata, el vehículo eléctrico no afectará a las matriculaciones, ni al parque, ni a la movilidad, ni a los talleres  de chapa y pintura, pero sí a los de mecánica y electromecánica y mantenimiento que verán una disminución de su facturación del70%, en el global de la posventa será de  un 20%. El coche compartido, un 20% del parque en 2030, tampoco afectará a la posventa, según el estudio, pues aunque se prevé que haga desaparecer uno de cada dos vehículos del parque, incrementará un 40% las visitas al taller, ya que recorre muchos más kilómetros que un vehículo convencional. “El coche autónomo convivirá con el resto del parque que seguirán teniendo más accidentes y los involucrarán en ellos”, apuntaba Gata. Este tipo de vehículos representarán el 20% del parque en 2030 producirán un 70% menos de averías, pero repararlas será un 40% más caro. Situación que requiere, según el informe,  un marco legal que prevea planes de incentivo para renovar el parque, “los coche de quince años son los que realmente contaminan”, restricciones a vehículos muy contaminantes e ITV que midan las emisiones reales, el establecimiento de una ley de privacidad, un reglamento de conductores.

Introduce tu comentario: