Noticias

Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España

Cuando en 2016 Matthias Bleicher puso en marcha Liqui Moly Iberia, sabía del potencial del mercado español. En total, calculan que en lo suyo (lubricante y aditivos) existe una facturación global que ronda los 400 millones de euros. Con una posición aún lejana de la que creen que les corresponde en España, reunieron a sus clientes ibéricos para hacerles ver cuál es el potencial de negocio de la marca.

Redacción Autopos
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España
  • Liqui Moly reivindica el potencial de su marca en España

En el evento eran mayoría los clientes portugueses, que allí Liqui Moly lleva más tiempo de desarrollo y su posición se acerca a la que entienden por ideal. Sin embargo, la representación española fue bastante buena, con la única ausencia de Dipart y Grupo Silvestre.

Se dejaron ver Martín Bajuk (ASER), Francisco Martín (Andel), Pablo Vía (Grovisa), Servando Andrés (Cecauto), Agustín Fuster (Motogrupo Europa, grupo especializado en recambio de moto) y José García (de Comercial Liqui Moly, histórico distribuidor asturiano de la marca).

Se puede
La presencia de los distribuidores españoles coincidió con la de los responsables de las distintas delegaciones que Liqui Moly tiene en América Latina, gran parte de ellos desarrollando el negocio de la compañía con notable éxito. “En año de Automechanika, solemos reunirnos en Frankfurt", le decía uno de ellos a autopos.es, “pero este año se ha querido que coincidiera nuestra estancia con el evento de clientes ibéricos”.

Y es que resultaba ser una buena oportunidad para que unos se juntaran con otros, pudiendo conocer los clientes ibéricos (sobre todo los españoles) las fórmulas con las que al otro lado del charco se desarrolla la marca obteniendo una participación más que considerable.

Por eso, Matthias Bleicher, director general en Iberia, además de responsable de Liqui Moly en América Latina y Angola, durante su presentación ante los medios presentaba orgulloso algunas cifras: “En Paraguay, con un parque menor que el de la provincia de Granada, alcanzamos una facturación de 2,3 euros por cada vehículo. En Perú, con menos parque que en Valencia, facturamos 3,6 millones de euros, con 2,5 euros por cada vehículo”. Más allá de los condicionantes propios de cada mercado y de las diferencias que presenta Perú frente Valencia, por ejemplo, quiso hacer ver a los distribuidores que alcanzar esas cifras era posible.

Terminó su exposición poniendo el acento en el potencial del mercado español y en el objetivo que se plantean alcanzar en los próximos años. Así, de los seis millones de euros que facturaron en Iberia en 2017 (70% Portugal, 30% España), esperan pasar a los diez millones en 2019 (50% cada mercado) y a los veinte en 2029, con un crecimiento de un 7,5% cada año.

Proveedor premium
Y como son conscientes de que se trata de un crecimiento considerable, Bleicher quiso también poner en valor la ayuda que ofrecen a sus distribuidores para alcanzar los objetivos planteados: “Somos un proveedor premium que busca distribuidores premium para desarrollar su marca. Sólo así podremos hacerlo del modo que queremos”.

Para conseguirlo, ellos aseguran poner todo de su parte. Especialmente en cuanto a márketing e imagen se refiere: “Podemos hacer de un negocio de venta de recambios aburrido, una boutique atractiva y ‘sexy”, decía convencido de lo que son capaces.

La idea por ahora es consolidar y desarrollar las relaciones con sus actuales clientes en España. Y es que, aunque no se cierran a nuevas colaboraciones, la prioridad es que los distribuidores con los que ya trabajan apuesten por la marca y la hagan crecer de la forma que ellos esperan.

Completó el evento una visita por el centro logístico con el que Liqui Moly cuenta en Sintra (Portugal), con 2.000 metros cuadrados operativos y otros 3.000 más en construcción, y una cena en el puerto de Cascais. Allí estuvieron, además del propio Bleicher, Sadhna Monteiro (directora de Márketing y Desarrollo de Negocio), Cláudio Delicado (Márketing y Comunicación), José Pereira (director comercial en Iberia) y David Kaisser, director de Investigación y Desarrollo en la central del fabricante alemán, desplazado para el evento.

Introduce tu comentario: