Noticias

“Los proveedores de automoción deben actuar ya”

El informe ‘El cambiante escenario de la posventa, y cómo los proveedores de automoción pueden sacarle partido’, en cuya elaboración ha colaborado CLEPA, señala diez oportunidades estratégicas de negocio para los proveedores de automoción frente a los cambios disruptivos que están generando los avances tecnológicos en el sector.

Redacción Autopos

informeSi hace unas semanas compartíamos las conclusiones del informe elaborado por McKinsey & Company, en el que CLEPA ha colaborado a través de la participación de treinta de sus asociados, ‘El cambiante escenario de la posventa, y cómo los proveedores de automoción pueden sacarle partido’, sobre las doce tendencias que, aseguran, cambiarán significativamente la manera de organizar el mercado y cómo operan sus actores, el documento también recoge una interesante reflexión sobre las diez oportunidades estratégicas de negocio para los proveedores de automoción frente al cambiante escenario ante el que nos encontramos.

“Hay que actuar ya”

El informe apremia a entrar en faena. Los proveedores de automoción deberán trabajar hoy en los desafíos que plantea la irrupción de los cambios tecnológicos en el sector si quieren aprovechar las oportunidades que también traen consigo.

En esta línea, el documento señala diez dimensiones estratégicas de oportunidad de negocio que ha divido en cuatro dimensiones: ‘prioridades internas’, ‘ir al mercado’, ‘orientación externa’ y ‘ecosistema’, acompañadas por una pregunta para ayudar a definir la estrategia del proveedor, que según el informe dependerá de sus necesidades y variará en función de la región en la que desarrolle su actividad.

En la primera de las categorías: ‘prioridades internas’, se sitúa la importancia estratégica del aftermarket y la pregunta: ¿es el negocio de aftermarket estratégicamente importante o es una necesidad? Y por otro lado, la influencia que la compañía quiere alcanzar, y la pregunta: ¿el objetivo es convertirse en un actor global o es mejor centrarse en ciertas regiones?

En la categoría ‘ir al mercado’ el informe sitúa el poder de la marca, y la pregunta: ¿qué tan importantes son las marcas propias frente a las marcas privadas, y cómo diferenciarlas? Asimismo incluye el portfolio de productos y la pregunta: ¿queremos ofrecer una amplia cartera de productos o especializarnos?

En la categoría ‘orientación externa’ el documento establece como dimensión estratégica las asociaciones con mayoristas y la pregunta: ¿queremos acuerdos en exclusiva o establecer múltiples colaboraciones?, las asociaciones con intermediarios, y la pregunta: ¿cuál es nuestra estrategia de colaboración con intermediarios (por ejemplo, con las compañías de seguros)?, y la actividad de la cadena de valor y la pregunta: ¿queremos centrarnos en nuestra actividad actual en la cadena de valor o expandirnos a otras áreas?

Por último, en la categoría  ‘ecosistema’, el informe da cabida al acceso al consudmidor final, y la pregunta: ¿el acceso directo al consumidor aporta valor a nuestro modelo de negocio (actual y futuro)?, a los canales digitales, y la pregunta: ¿queremos construir nuestra propia red o aprovechar los canales digitales de otros?, y al acceso a los datos generados por el automóvil, y la pregunta: ¿queremos desarrollar un área de negocio en torno a los datos generados por los automóviles y su análisis?

Ante este escenario, el informe señala que los proveedores de automoción podrían expandir su actividad en otras áreas de la cadena de valor como la distribución, o la gestión de flotas, abordar el negocio de los canales digitales con el comercio electrónico, u optar por colaborar con otros actores del mercado (distribuidores u otros intermediarios) para fortalecer el canal de ventas.

Una estrategia en tres pasos

Una vez planteadas las diez dimensiones estratégicas toca tomar una decisión, y frente a la incertidumbre que esto pueda generar el documento plantea una estrategia de tres pasos: en primer lugar evaluar las tendencias y situación del mercado desde la perspectiva de la empresa. Después, sopesar el impacto de las nuevas reglas del juego de la posventa en los ingresos de la empresa en términos de rentabilidad. Y por último, definir la estrategia específica y posicionamiento a lo largo de las diez dimensiones de éxito, identificando lagunas en el posicionamiento actual de la empresa, y desarrollando una hoja de ruta para sacar el máximo provecho de las oportunidades de negocio del cámbiate sector del aftermarket.

El informe concluye: “Sin duda, los nuevos desafíos afectan a la industria de la automoción en su conjunto, no solo a los proveedores de automóviles. Temas como el acceso a datos de automóviles requieren de toda la industria, y para aprovechar las nuevas oportunidades, los actores del sector de la posventa tendrán que explorar nuevos modelos de colaboración que les permitan desarrollar conjuntamente soluciones eficaces y de creación de valor”.

Introduce tu comentario: