Noticias

“Tenemos que hacer algo…”

Le habíamos preguntado justo antes de iniciarse el congreso cómo estaba de ánimo… y nos respondió que lo tenía “arriba”, “porque estamos haciendo muy bien las cosas”. Pero no se lo aplicó a su frustrada intervención. Y eso que había arrancado con fuerza…

Redacción Autopos

“Me gustaría tener un recuerdo especial para los socios y proveedores que no han venido. Los habíamos invitado con ganas de que vinieran porque es un congreso especial, por ser el 30º aniversario del grupo, por el sitio tan bonito y porque lo hemos preparado a conciencia… pero bueno, esto es muy largo”. Y después de decir lo que sentía, el director general de Serca quiso destacar algunos números para precisamente mostrar que se estaba trabajando bien, pero igualmente para de alguna manera introducir el contenido principal de su ponencia, que no era otro que el de la necesidad de ir hacia la consolidación... lema del congreso.

Y habló de crecimiento por encima del mercado; de los servicios que a través de Next ofrecen a los talleres, con doce técnicos especialistas en su desarrollo; del alto nivel tecnológico del que disponen, con conexión entre socios para compras internas, acceso a su stock…, “y no quiero que nos quedemos atrás”; del trabajo que realizan para que no haya problemas de sucesión en las empresas, formando a los jóvenes; de la fuerza de la marca Serca, la segunda más vendida en el grupo; o del lanzamiento de su tercera red de talleres, Nexus Auto.

Pero a pesar de ello, Tarrés reconocía que en 2018 el crecimiento previsto iba a ser el más bajo del grupo desde su incorporación en 2014: “De hecho, solo ocho socios crecen por encima del 10%, cuando antes eran significativamente más”, señalaba. “Y es que el mercado no tira, y no lo hace por la configuración del parque, con menos coches de entre cuatro y diez años, que son nuestro público objetivo, y porque cada vez nos cuesta más robarle mercado a nuestra competencia”. Lo que le llevaba a afirmar que “tenemos que hacer algo si no queremos seguir perdiendo negocio”.

Sinfonía de consolidación

Y ese algo era ampliar la base de clientes, en lo que están trabajando, pero no solo: “Garantizar la viabilidad de los negocios es prioritario, y en eso estamos todos, todos queremos crecer más, ganar más margen, ser los mejores, claro que sí, pero si todos queremos y hacemos lo mismo, ¿por qué no lo hacemos juntos?”. Su posición la dejaba muy clara: “Hay muchas razones por las cuales no lo hacemos, pero ninguna es razonable”.

Introducía así el “complicado” tema de la consolidación, un asunto en el reconoció llevar “tres o cuatro años trabajando” y que no es otra cosa que caminar hacia la fusión de empresas. Y lo quiso explicar profundizando en el desarrollo en Europa del gigante americano de la distribución LKQ.

“Me gustaría que os sorprendierais igual que me he sorprendido yo con LKQ, conociendo su misión, su filosofía”, les contaba el director general de Serca a los congresistas… Pero a partir de ahí, de forma apresurada terminó por frustrar una ponencia que se presentaba como la más interesante del congreso: “Es una pena que tenga que avanzar (…); me hubiera gustado mucho contaros el porqué de su desembarco en Europa, qué mercado ven, con qué empresas están presentes y qué ha pasado con ellas en este tiempo…”. Pero el hijo del recordado Eugenio (‘saben aquel que diu…’) había irrumpido en el escenario para hacer de su padre y contar unos chistes y a Lluís Tarrés apenas le daba tiempo a decir sobre LKQ lo mucho y bien que les había ido en muy poco tiempo gracias a su concepto empresarial… y que aún les quedaba camino que recorrer. Había decidido sacrificar su intervención para recuperar el tiempo perdido por otros, hurtando de ese modo al auditorio de probablemente el mejor contenido del congreso.     

Introduce tu comentario: